Archive for the ‘Percepción e Interrelaciones Humanas’ Category

El Bochinche Venezolano

junio 28, 2014

La página web del 10 de Mayo de 2010, a seguir, presenta pruebas implícitas de que Simón Bolívar fuera ejecutado a los 47 años de edad por orden del presidente de EEUU, Andrew Jackson antes de que Bolívar pudiese iniciar un bloqueo de la disolución de la Gran Colombia a finales de 1830. Dicha disolución era dirigida por un deshonroso oportunista: el tan vanagloriado ‘centauro de los llanos’ José Antonio Páez.

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article15039

Cada uno de los presidentes de la república venezolana, en particular aquellos militares, a partir de José Antonio Páez hasta el reciente fallecido Hugo Chávez, así como el actual pro-consul cubano, Nicolás Maduro, todos ellos han participado en un proceso de desinformación en detrimento de la libertad de nuestro pueblo.  Al igual, abundan historiadores que parlotean necedades haciendo muy difícil el buen entendimiento de los hechos reales.  Si bien se divierten con sentimentalismos destinados a la ampliación de sus equivocados intereses personales, también les despojan al pueblo de un mejor entendimiento sobre sus bienes comunes. Haciendo eco de las últimas palabras estupefactas de Francisco Miranda, tal como fuesen ellas dirigidas al mismo Simón Bolívar, cuando éste lo defraudara acusándole de traidor, y que en consecuencia lo destinase a su muerte, mientras estaba preso en la Carraca bajo el yugo Español:

“Bochinche!  Esta gente (los militares) no es capaz sino de hacer bochinche!”

La falta de seriedad impera entonces como ahora en esta pequeña Venecia arrancada de la Gran Colombia. Con tal facilidad se pierden los estribos de caudillo a caudillo al paso de los tiempos y todavía seguimos sin un rumbo productivo, dirigiéndonos como siempre hacia un futuro incierto. De qué sirven tantas cambios constitucionales y cinco repúblicas ya sin valor alguno, mientras no nos tomamos en serio como individuos.

La propiaproclamación de unBolívarantes de morir enSanta Marta, Diciembre 1830,da a luz lafalta de concienciade suspropias faltas, mientras revelaclaramentesu narcisista complejo mesiánico:

Colombianos:

Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono.
Al desaparecer de en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la Unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales.
¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.”

Empero nuestra realidad es otra. La auto complacencia de Simón Bolívar fue percibida tan solo por él mismo en la soledad, y no ayudó a consolidar ninguna unión: sin una base sólida para erigirla, tan solo la ambición de un deseo. Así se estableció el camino hacia el culto a la personalidad. Su legado es representativo de las garantías sociales reprimidas por la violación de sus gobernantes. La anarquía prevalece porque los políticos sólo están interesados en la adulación mientras se hincan a lacrar bienes comunes.

La ideología política es sólo una herramienta para ensordecer la inteligencia de

su pueblo. Y al igual que antes y ahora, el fanatismo y la autocracia reinan en nuestra tierra.

“Bochinche!  Esta gente no es capaz sino de hacer bochinche!”

Ricardo F Morin 06/28/14

Anuncios

Destrucción de Iconos Ancestrales

septiembre 20, 2009

icons-installation

El arte de los cazadores-recolectores, aborígenes australianos, desde los principios de los Setenta, se ha difundido no sólo desde el punto de vista antropológico, sino a través de su comercialización, rompiendo así el revelador paradigma de ocultamiento inherente a su cultura. Como tal, la iconografía de sus rituales y expresiones corporales de carácter temporal, así como de los dibujos en la arena no permanentes -derivados de la comunión con la naturaleza – se han traducido en un nuevo protocolo de objetivación destinados a la pintura en madera contra-enchapada o murales permanentes sobre laminados de metal, con la expresa intención de colmar la curiosidad de un público externo: un proceso, que viola su confidencialidad a través de su mercantilización como objetos de arte.

Con pocas excepciones, ciertamente bien recibidas por sus inocentes productores, el secreto de las iconografías ancestrales se ha transferido a objetos preciosos de pinturas al acrílico, las cuales se difunden o se transgreden al ser publicadas inevitablemente por coleccionistas occidentales, introduciendo así una, no tan inesperada, consecuencia de un dilema.  Hablamos de un dilema que erosiona los protocolos indígenas de iniciación, tal como la narrativa de sus iconografías los obligan a verse y comprenderse a si mismos. Evidentemente, no es suficiente aislar una indeseada difusión Occidental fuera de los ojos de los aborígenes en la confluencia de una comunidad global.

Ya no es posible mantener la parte de los rituales de iniciación que forman parte del ciclo de competencias comunales de sus tribus, mientras que sus objetivadas iconografías se apropian o se hayan atrapadas y consignadas entre la curiosidad pecuniaria y la atracción del coleccionista extraño. En el esfuerzo para apropiarse con el mérito, supuestamente derivado de la admiración, una cultura ancestral se daña con la fuerza externa que consolida su influencia adversa y dominio sobre comunidades nativas en lugar de una simple conservación del acervo cultural indígena.

Una influencia disruptiva se impone sobre el frágil equilibrio ecológico de estas culturas por las destructivas potencias colonizadoras planteadas por investigadores y sus acólitos, antropólogos e instituciones de financiamiento, coleccionistas y sus séquitos de propaganda, así como por insensibles gobiernos locales los cuales están tan hambrientos de  atención internacional, quizás en un concepto mal entendido de  expiación de sus potencias colonizadoras.

RM

Sept 20, 2009

Un Diálogo Sobre la Verdad y Belleza

mayo 3, 2009

 

MN> La película Mi Cena Con André fue cancelada recientemente en Caracas.
RM> Esta es casualmente uno de mis películas favoritas de todos los tiempos.
MN> También hay “Alas del deseo” (Der Himmel über Berlín); ellas  se pueden ver aparte, pero con alguna connección…
RM> Por haber tenido un profundo impacto durante los años Ochenta, llegué a adquirir ambas películas en formato DVD;  me acabas de recordar verlas de nuevo, tal como si tratara de volver a leer un buen libro. Por cierto, estos días busco una mejor comprensión sobre la percepción mediante la lectura de innumerables publicaciones escritas por J. Krishnamurti [Krishnamurti Foundation of America].

MN> ¿Has leído las obras de Osho Rajneesh? ¿O sobre G.I. Gurdjieff?  Hay  otra película interesante: Reunión con Hombres Notables de Peter Brook …
RM> Tan solo entiendo que en ambos casos al imponer su liderazgo o su metodología ellos en efecto han eclipsado la búsqueda de la verdad.
MN> Eso pueda ser correcto, pero la información tiene que ver con  métodos para aumentar la conciencia… el Sufí y los nuevos movimientos Hindúes … Otras observaciones de interés se encuentran en el libro de Powels Gurdjieff. También existe un enfoque muy interesante para el conocimiento de Ouspensky en sus Fragmentos de una Enseñanza Desconocida…


RM> Pongo en duda cualquiera quien pretenda el logro de la verdad a través de una técnica, un método o un sistema, una creencia o un dogma; por que de tal modo él o ella sucumbe a la división.  Por mucho que admire a Krishnamurti, aún así, no persigo ninguna autoridad:  ni la de Jesús, ni la de Mahoma, ni la de Buda y ni mucho menos la de un Ashram o famoso Gurú.  Me parece útil recordar una cita del mismo J.K. que viene al caso: “La belleza (o verdad) está en el mismo experimentar, no en la experiencia del pasado.  Pues la realidad no tiene un punto de descanso.”  El entendimiento que saco de ello es que nuestro pasado colectivo no le pertenece a nadie, aunque pueda su conocimiento ser muy útil para establecer sus límites.
MN> Sí, el camino es el que adopta una mente sola; comparto la misma perspectiva acerca de la libertad.  Solía decir a mis amigos que yo era un hombre sin nacionalidad ni héroes… o quizás no sólo era yo, un tanto ‘enfermo mental,’ pero tal vez, ‘socialmente discapacitado’.  Es muy agradable comunicarme contigo.  En raras ocasiones, se tiene un verdadero diálogo.
RM> Creo haz querido decir no estabas inclinado al gregarismo, a diferencia del ser socialmente discapacitado o insociable.  Si bien la discapacidad en términos de sociabilidad equivalga a la incapacidad de compasión; te veo, todo lo contrario,  como un ser humano compasivo.
MN> Cierto. Gracias por tu gentileza.
RM> ¡Consérvate bien!
MN> Y usted también amigo.  Hablaremos pronto.